Cinco horas con Mario (3ª versión)

image001

 

CINCO HORAS CON MARIO EN EL 2018

 Durante los meses de mayo y junio de 2016, Lola Herrera volvió a representar CINCO HORAS CON MARIO en el Teatro Reina Victoria de Madrid.

El éxito fue apoteósico. Tuvo que prorrogar dos semanas más de lo previsto y en todas las representaciones los espectadores la aplaudieron con “bravos”, puestos en pie.

Lo cierto es que, entonces, dudamos bastante si lanzarnos a que Lola, que ya tenía 80 años, interpretara de nuevo a Carmen Sotillo, aunque también es verdad que a ella le atraía el reto.

Se iban a cumplir 50 años de la publicación de la novela, la nueva dirección del Reina Victoria nos lo propuso, Lola tenía unos meses libres… y estrenamos, casi 37 años después de su primera representación.

La acogida, como ya hemos dicho, nos desbordó y superó, tanto en la calidad de la interpretación como en la cantidad de espectadores, todas nuestras expectativas.

Fue entonces cuando decidimos que aquel acontecimiento no podía limitarse a aquellas semanas en Madrid, y decidimos que, en cuanto nos fuera posible, Lola Herrera y CINCO HORAS CON MARIO realizarían una gira por toda España. Que los diversos públicos de todas las ciudades donde ha estado tenían que gozar de la posibilidad de ver este prodigioso espectáculo, que gana con el tiempo.

Así lo hemos comprobado, por ello estamos de nuevo aquí, y a partir de la primavera del 2018 Lola Herrera recorrerá España con el inolvidable texto de Miguel Delibes.

1

ARGUMENTO

Estamos en Marzo de 1966. Carmen Sotillo acaba de perder a su marido Mario de forma inesperada. Una vez que las visitas y la familia se han retirado, ella sola vela durante la última noche el cadáver de su marido e inicia con él un monólogo–diálogo en el que descubrimos sus personalidades y los conflictos de su matrimonio.

Con una forma entrecortada, detallista al mínimo, reiterativa y llena de tópicos, Carmen Sotillo dice cosas, manifiesta sentimientos y emite juicios que a muchas personas hoy les pueden parecer increíbles. Pero damos fe de que ese lenguaje existía, de que esos juicios se emitían, de que esas “cosas” de Carmen estaban en la vida de todos los días.

Cinco horas con Mario” es, entre otras muchas cosas, un documento vivo de esos años. De las preocupaciones económicas, religiosas, políticas, sexuales y morales entonces imperantes que Delibes, a través del lenguaje de su protagonista, dejó retratadas con nitidez, de forma que la vida española de entonces llega a palpitar viva en sus palabras.

Pero, por encima de todo esto, “Cinco horas con Mario” nos habla de los asuntos eternos del ser humano: de la culpa, de la soledad, de la incomunicación, del sentido de la vida. Como siempre en Delibes partiendo de un localismo concreto encarna en sus personajes y en sus conflictos las realidades más profundas y complejas que condicionan nuestra vida.

APUNTES

apuntes

Miguel Delibes y José Sámano, a mediados de los años 80, en uno de los múltiples encuentros hablando de aspectos de sus adaptaciones teatrales.

Antecedentes:

  • “Cinco horas con Mario” se estrenó por primera vez el 26 de Noviembre de 1979 en el Teatro Marquina de Madrid.
  • Fue la primera vez que un texto de Miguel Delibes llegó a la escena. Junto al “debutante” autor, debutaron también en el teatro: José Sámano en la Producción, Josefina Molina en la Dirección, Rafael Palmero en la Escenografía y Luis Eduardo Aute en la ilustración musical de una obra de teatro. Fue una experiencia de debutantes que quizá no se hubiera producido con gentes con más experiencia teatral.
  • Las complicaciones para su estreno fueron múltiples. Nadie creía en el proyecto e incluso en el ensayo general varios de los asistentes se quedaron dormidos y manifestaron no entender por qué se llevaba a cabo aquel experimento.
  • La obra, en su primera fase, llegó a representarse a lo largo de 10 años con los teatros abarrotados.

  “En estos días la comedia ‘Cinco horas con Mario’, adaptación de una novela mía del mismo título, cumplirá diez años, lapso que como agudamente dice un reportero del diario ‘Expansión’ es el que corresponde, en Broadway, a un musical multitudinario; es decir, que dos lustros es una vida desacostumbrada en España para una comedia, cuando más para una comedia monologada”, escribió Delibes con motivo de ese 10º aniversario.

  • Se ha repuesto varias veces con igual o mayor éxito. Y es de destacar que siempre ha acudido público de todas las edades y de todos los niveles sociales.

Hoy en día es una de las novelas más leídas de su autor y su título, “Cinco horas con Mario”, que ya tiene igual vigencia como obra de teatro que como novela, es enormemente popular y está en nuestra memoria colectiva.

 

Carmen y Mario: 

Carmen Sotillo es una mujer que recuerda con nitidez la guerra civil, época en la que ya estaba en edad de merecer. De derechas de toda la vida en su acepción más clásica, con una frustración desparramada desde el sexo hasta el deseo de un mayor nivel de vida, de clase media con aspiraciones pero sin ningún posible lujo, una vida monótona, provinciana, de hijos, amigas, tienda de comestibles, lavado, plancha y orden establecido.

Mario Díez Collado, de clase social algo inferior, era catedrático de Instituto, escritor ocasional y periodista. Un intelectual sin demasiado brillo ni aspiraciones, cristiano progresista, un personaje también muy de la época, lleno de buenas intenciones más en las ideas y en las tertulias que en la práctica o en la lucha, aunque dejara las suficientes pruebas públicas para ser considerado “molesto” por la burguesía oficial.

El “habla” de Carmen:

Mucho han escrito los estudiosos de la obra de Delibes sobre el famoso “habla” de Carmen Sotillo, punto central de la construcción y estilo de “Cinco horas con Mario“. Esas “cosas” que dice Carmen  sobre los hijos, la educación, el servicio, los negros, sobre lo que fuera, y con ese estilo, somos muchos los que las hemos oído. Era un lenguaje y unas preocupaciones, una forma de ver la vida, que estaba en la calle.

Lo asombroso es cómo Delibes pudo captarlo con tal precisión al hacerlo literatura y plasmar, a través del lenguaje de su personaje, una mentalidad, una época, una España hoy en día ya superada, al menos, en apariencia.

La época:

Cinco horas con Mario” es, por lo tanto, un documento vivo de su época. De las preocupaciones económicas, religiosas, políticas, sexuales y morales entonces imperantes.

Es la España de la obsesión por tener un “seiscientos”, de la censura, del fantasma permanente de la guerra, del pluriempleo, de la emigración a Europa a buscar trabajo, de  la llegada del turismo, del inicio de la “píldora”.

Es la España en la que Carmen se pregunta “¿Para qué va a estudiar una mujer?” y se contesta: “que una chica que estudia es una chica sin sexy”. La España en que “mil doscientas pesetas al mes pueden ser el arreglo de una casa”.

Muchos recordarán vivos esos años. Y los que no los vivieron, muchos hombres y mujeres de hoy, habrán tenido en su familia madres, abuelas, tías como Carmen Sotillo y son hijos o nietos de la época descrita.

 

FICHA

SABRE PRODUCCIONES y PENTACIÓN ESPECTÁCULOS

presentan

FICHA

DELIBES Y EL TEATRO

delibes2

Yo no soy capaz de escribir directamente una obra de teatro”  declaró Miguel Delibes.

Pero aunque Delibes nunca escribió directamente para el teatro ni para el cine, sus novelas han sido adaptadas, casi siempre con éxito, a ambos medios. Sus personajes, sus conflictos, sus pasiones, admiten en muchos casos esta traslación sin traicionar la creación literaria original.

Con motivo del estreno teatral de “Cinco horas con Mario”, Eduardo Haro Tecglen escribió: “La escritura narrativa de Miguel Delibes tiene una gran plasticidad: con la palabra “se ve”, se perciben las presencias humanas, los ambientes”. No puede estar mejor expresado: con la fuerza y exactitud de las palabras de sus personajes se hacen visibles otros personajes y sus entornos, el palpitar de una ciudad o de una época.

El teatro de Delibes es un teatro que valora al máximo al actor y su texto, alejado de excesos escenográficos, testimonial, lleno de humor y al mismo tiempo de patetismo. El público ríe, el público se entretiene, asistiendo al mismo tiempo a unos finales ciertamente trágicos.

Además de “Cinco horas con Mario” otras dos novelas de Delibes han sido llevadas a la escena: “La hoja roja” y “Las guerras de nuestros antepasados”.

Mis personajes, dice Delibes,  aparte de desempeñar un papel determinante en la trama son seres presionados por el entorno social, víctimas de la ignorancia, la política, la organización, la violencia o el dinero”.

Partiendo de personajes y conflictos situados en épocas concretas, que deja documentalmente retratadas, se interroga siempre por los grandes temas del hombre. La frase de Tolstoi: “Mira bien tu aldea y serás universal” parece escrita para él.

La obra de Delibes es un todo. Todas sus novelas, sus adaptaciones al cine o al teatro, sus escritos más diversos, forman, junto a la actitud ética que mantuvo en su vida, una forma de ver al ser humano y una concepción del mundo.

Delibes es un clásico de la literatura española. El interés por su obra es permanente. Y a partir de su fallecimiento las librerías han agotado todos sus libros que se reeditan sin cesar.

Miguel Delibes dijo a propósito de su obra: “Cinco horas con Mario” no es una obra política pero está muy dentro del contexto político español. Si la mujer era así, los responsables somos los hombres españoles en buena medida y, desde luego, la sociedad española. La discriminación, la tendencia a relegar a la mujer a la cocina, a convertirla en relicario de virtudes domésticas, es un error que ha esterilizado a muchas y ha castrado, en todo caso, su iniciativa, inteligencia e imaginación”.

“A Lola Herrera la haría eterna para que siempre representara esta obra”

MIGUEL DELIBES. Entrevista en El Mundo. 16 Octubre 2001.

“…(Lola Herrera) Es una gran actriz y las grandes actrices no tienen edad. Lo que importa en ellas es su maña para llevar los años, su talento y su capacidad para emocionar, que, en este caso, no sólo persisten, sino que han aumentado. La única diferencia que encontré entre su debú en 1979 y su última representación no fue su edad sino la mía; era yo -¡ay!- el que había envejecido, pero el placer de escucharla me rejuveneció”

MIGUEL DELIBES en declaraciones a El País. Elisa Silió. El País. 13 Octubre 2001.

 

NOTAS SOBRE “CINCO HORAS CON MARIO”

de Lola Herrera y José Sámano

  • En diciembre de 1966 apareció la novela “Cinco horas con Mario”, una de las mejores de Miguel Delibes y, según algunos de sus estudiosos, la mejor de su autor. Aunque, quizá, cuando un escritor ha creado los personajes, las pasiones y los paisajes que ha creado Delibes, es absurdo entrar en estas valoraciones. La obra de Delibes es un todo. Todas sus novelas y todos sus escritos, su literatura, forma, junto a su actitud ética y personal, una forma de ver al ser humano y una concepción del mundo.
  • Mario, Mario Díez Collado, había muerto meses antes de la aparición de la novela, exactamente el 24 de marzo de 1966, y yo era Carmen Sotillo, su reciente viuda, que mientras oía la música de Aute y las palabras y cuchicheos del velatorio de mi marido, me preparaba para empezar la función.

Así fue, al principio, durante diez años. Hacía trece que se había publicado la novela. Desde finales de 1979 hasta el año 90, con lógicas interrupciones a causa de otros trabajos, me quedé a solas con Mario durante cinco horas, resumidas a una y media en el tiempo teatral, la noche del día de su muerte, todavía en nuestra casa, cuando los parientes, las visitas y hasta los hijos se habían ido a la cama. Le velé así miles de veces. Y hablé con él. Algunos estudiosos de la obra de Delibes hablan de diálogo en aquel monólogo ante su féretro, ante él mismo y, claro está, ante mí misma.

  • Carmen Sotillo pocos días antes de la muerte de su marido  -”el dos para ser exactos”-  había montado, casi sin querer, al encontrarse mientras esperaba el autobús, en el “Tiburón” de Paco, un viejo amigo, un hombre venido a más, ella que nunca pudo tener ni un “seiscientos”, y se encontró, de forma inesperada, entre sus brazos, en el coche, en un lugar apartado de la ciudad. No sabría decir cómo llegaron hasta allí y no tenía noción del tiempo. Se abrazaron con una pasión desordenada y ascendente que no llegó a la consumación del adulterio. En el recuerdo borroso y fugaz, como una mancha, de aquellos momentos de lujuria y confusión no podía discernir con certeza si fue Paco el que no quiso o si fue ella la que no accedió.
  • En todo caso, la culpa por la ruptura de algo sagrado (y también por no haber llegado con Paco hasta el final de la pasión) se había instalado permanentemente en su corazón, en su cabeza, en todo su ser y en toda su vida. Nunca había estado así, tan excitada, casi entregada, con ningún hombre que no hubiera sido su marido. Es más, así nunca había estado ni con su marido.

Y pocos días después, veintidós para ser exactos, también de forma completamente inesperada, a causa de un infarto que nunca había avisado, Mario amaneció muerto cuando ella le tocó en el hombro y le dijo “vamos, Mario, se te va a hacer tarde”. Carmen retiró, y yo retiraba, la mano como si nos hubiera quemado.

  • A partir de ese momento, la culpa de Carmen, la que arrastraba como una náusea permanente que amargaba su vida desde sus abrazos calientes y frustrados con Paco, se convierte en definitiva: nunca podrá confesárselo y ella sabe que sin confesarle a Mario, sólo a Mario, con todas las justificaciones posibles, con todos sus atenuantes, como fuera, aquel suceso de su vida, ésta no quedaría limpia. Y Mario había muerto y ella quedaría para siempre sucia, manchada, sin posible perdón.
  • Por esta razón Menchu quiere quedarse a solas con Mario esa última noche en que su cadáver, su cuerpo, está todavía en su casa. Para decirle, para explicarle, para justificarse, para pedirle perdón, para no condenarse a esa culpa de por vida, al menos humana.

Para conseguir, con una inutilidad trágica, que Mario resucite y le pueda comprender y le pueda perdonar.

Por eso empieza a hablar con él, le humaniza, nos le describe, acabamos conociéndole casi mejor que a ella misma. Carmen pone, poco a poco, con rodeos, con repeticiones, toda su vida en cuestión esa noche, para acabar, desesperada, haciendo su confesión ante el marido muerto. Y en ese recorrido de su vida entera aparecen todas sus frustraciones y todos sus reproches. Al sentirse culpable para siempre, busca desesperadamente reprochar y culpabilizar también a Mario de muchos aspectos de su vida gris y sin alicientes. Y en muchos casos, quizá, tiene razón.

  • Así aparece la historia de una incomunicación entre un hombre y una mujer, también entre dos mundos, que han convivido casados desde finales de los años cuarenta hasta mediados de los sesenta de la reciente historia de España del siglo pasado, en una ciudad de provincias, en un nivel social de la burguesía media.

lolanotas

A las gentes, para su bien jóvenes, que no conocieron o no recuerdan esos años, esa época, puede chocarles el lenguaje, el habla, “las cosas”, los tópicos de Carmen que Delibes recoge de la realidad y a las que da forma literaria y que posteriormente, entre varios, dimos forma teatral. Pueden chocar a las nuevas generaciones las cosas que dice Carmen como puede parecerles increíble que el beso fuera eliminado de las películas o que no se pudieran adquirir sin clandestinidad algunos libros y tantos ejemplos similares llenos de anécdotas.

  • Carmen Sotillo es una mujer que recuerda con nitidez la guerra civil en la que ya estaba en edad de merecer, de derechas de toda la vida en su acepción más clásica, con una frustración desparramada desde el sexo hasta el deseo de un mayor nivel de vida, de clase media sin ningún posible lujo, una vida monótona, provinciana de hijos, amigas, tienda de comestibles, lavado, plancha y orden establecido.

Era duro, era trabajoso, pero era fácil hablar como ella, ser ella, porque esas “cosas” de Carmen sobre los hijos, la educación, el servicio, los negros, sobre lo que fuera, somos muchos los que las hemos oído. Era un lenguaje y unas preocupaciones, una forma de ver la vida, que estaba en la calle. Delibes la recreó magistralmente y como una mariposa clavada con un alfiler, dejó a Carmen Sotillo, un arquetipo, para siempre en la literatura y en el teatro, es decir en nuestra vida.

  • Así era Menchu, ¿cómo era Mario? De clase social algo inferior Mario era profesor, escritor ocasional y periodista. Un intelectual sin demasiado brillo ni aspiraciones, cristiano progresista, un personaje también muy de la época, lleno de buenas intenciones más en las ideas y en las tertulias que en la práctica o en la lucha, aunque dejara las suficientes pruebas públicas para ser considerado por la burguesía oficial, con una expresión que ya dejó de usarse hace mucho, “de otras ideas”.
  • Otro mundo, como ya hemos dicho. Se ha querido ver en Carmen a una España de aquella época y en Mario a la otra. Las dos Españas de Machado y de siempre. Quizá aún de hoy. La mentalidad de la vieja España de derecha inmovilista frente a la mentalidad de izquierda, aunque fuera moderada, con ciertos riesgos personales, de fondo cristiano progresista, crítica, no oficial.

Mario era así y era también un personaje ambiguo, débil, y sin duda responsable o, al menos, causante de muchos de los males y de las frustraciones de Carmen. Muchos estudiosos, y muchos espectadores de la obra teatral me lo han transmitido, consideran a Menchu una víctima. Y a Mario el último culpable.

  • Y, como si el conflicto matrimonial de Mario y Carmen fuera una piedra arrojada a un estanque, en círculos concéntricos aparecen su familia, sus amigos, todos los personajes de la ciudad de provincias, del tendero a las autoridades, claros, nítidos, identificados con rasgos inolvidables y la vida española de esos años, la ciudad, llega a palpitar viva en las palabras de Delibes.
  • Porque “Cinco horas con Mario” es un documento vivo de su época. Los mismos a los que, por edad, el lenguaje de Carmen les puede parecer exagerado, no dar crédito al mismo, pueden descubrir aquí los usos familiares y sociales de aquellos años, y las preocupaciones económicas, religiosas, incluso políticas (cosa nada fácil en los años en que la novela está escrita) y, no digamos nada, sexuales o relativos a la moral y costumbres imperantes. La fuerza documental de la descripción de esa época en ese mundo provinciano y burgués, de postguerra e inicios de una apertura posconciliar, es magistral. Y esta fuerza documental, que tanto la novela como la adaptación teatral tienen, no es una mera descripción, es también una denuncia de las cosas, tantas, que entonces estaban mal o muy mal para cualquier observador de buena voluntad.

JOSEFINA MOLINA

josefina-molina

“Cinco horas con Mario” es, a mi juicio, un delicado encaje de bolillos, un trabajo cuidadoso de disección que una vez finalizado nos ofrece el retrato perfecto no sólo de Carmen Sotillo y de Mario, su marido, sino también de una época todavía reciente de nuestra historia y de las formas de vida provinciana.

Nada podía ser más apasionante para mí que trabajar este texto de Delibes, porque me gusta hablar de la gente de mi generación; una generación de buenas, sufridas, equivocadas gentes que han perdido todos los trenes y, sin embargo, no deja de ir tras ellos con la lengua fuera, perdiendo el aliento. Carmen Sotillo es el retrato perfecto de la mujer española que mi generación ha visto a su alrededor y se le ha propuesto como modelo con insistencia. Modelo y víctima al mismo tiempo, yo no dudaría en calificar esta obra de feminista. Y quizá por eso me gusta tanto; porque creo que la defensa de la mujer y de sus derechos comienza en nuestro país, como tantas otras cosas, por la autocrítica. Porque feminismo es también poner a la mujer española frente a un espejo donde pueda contemplar su realidad, por muy sórdida, irritante y risible que le parezca.

“Cinco horas con Mario” es, para mí, como una divertida sesión de psicoanálisis en la que el psiquiatra es el propio espectador. Él va a diagnosticar.

Josefina Molina

 

______________________

 

10 años después

“Cinco horas con Mario” fue mi primer trabajo para el teatro profesional. Fue un trabajo intenso sobre un texto apasionante y el comienzo de una colaboración con José Sámano y Lola Herrera que daría como fruto de nuestra experiencia una película: FUNCIÓN DE NOCHE.

Durante estos diez años pasados,  “Cinco horas con Mario” ha recorrido la geografía española con un éxito que muchas veces nos ha desbordado. Gracias al trabajo de Lola Herrera muchos jóvenes de hoy se ponen en contacto con generaciones anteriores con las que quizá conviven sin entenderlas. Lola Herrera consigue ese fenómeno, ese milagro que sólo en el teatro y sólo a veces se logra: la magia de la catarsis. La verdad, la risa y la emoción unidas para llegar al espectador en un trabajo preciso de infinitos y pequeños matices. 

Josefina Molina

_____________________________

EXTRACTOS DE CRÍTICAS/VARIAS ÉPOCAS

“Josefina Molina y Lola Herrera han acertado. Miguel Delibes también. Su texto novelesco posee hondos canales de comunicación teatral”

Lorenzo López Sancho  (ABC)

“Lola Herrera consigue el pequeño milagro con su voz y su presencia, de que un texto dicho, bien dicho, pueda ser teatro”

Eduardo Haro Tecglen   (El País)

“Hay que ver este espectáculo, hay que disfrutar de él”

Angel Fernández Santos   (Diario 16)

“Lola Herrera desarrolló una rica y entrañable lección de teatro puro”

Pablo Corbalán   (Informaciones)

“…el talento, la finura y el arte de otra mujer: Josefina Molina”

Eduardo G. Rico   (Pueblo)

“Un excelente trabajo escénico, un ejemplo de cómo el teatro puede servir para que reflexionemos sobre nosotros mismos”

Miguel Bilbatúa  (Mundo Obrero)

“Le dije a Delibes en la Academia: ‘Lola Herrera es exactamente Menchu Sotillo’. Él me contestó sonriendo: ‘¿verdad que sí?’”

Fernando Lázaro Carreter  (La Gaceta Ilustrada)

“Porque choca que se pase tan bien ante este retrato”

José Monleón  (Triunfo)

“Si la novela es admirable su versión escénica es emocionante. ¡Memorable actuación! Hay que descubrirse ante ella”

Adolfo Prego  (Blanco y Negro)

“Cinco horas con Mario” ha conseguido llenar el teatro a diario y situarse entre las primeras filas de recaudaciones”

(La Calle)

“Excelente espectáculo desde el texto a la dirección, pasando por la interpretación”

Manuel Gómez Ortiz  (YA)

“Lola Herrera logra el mejor trabajo teatral de su vida artística”

Antonio Valencia  (Hoja del Lunes)

“Lola Herrera ha marcado un hito con la interpretación realista, sincera, profunda y sutil que lleva a cabo”

Alvaro Ibernia  (Sábado Gráfico)

“Lola Herrera, la excelente actriz, da un auténtico, fantástico y deslumbrante recital interpretativo”

José Antonio Flaquer  (Noticiero Universal)

“Miguel Delibes y Lola Herrera han echado por tierra las teorías agoreras que pronosticaban la rápida muerte del teatro español”

Javier Rodríguez  (El Diario Montañés)

“Una impecable adaptación de la novela de Miguel Delibes”

(HOLA)

 

TRAYECTORIA DE SABRE PRODUCCIONES / JOSÉ SÁMANO

BREVE RESUMEN

 SABRE PRODUCCIONES es una productora con más de 40 años de antigüedad. Se funda en 1975.

Ha realizado cine, teatro y televisión. Ha obtenido premios muy destacados y ha representado a España en múltiples festivales y certámenes internacionales. Está dirigida por José Sámano, que sigue al frente de la misma, asumiendo labores siempre de Productor y, en muchos casos, de Director, Guionista o Adaptador.

jose

EN CINE, películas como Retrato de familia, Arriba Hazaña, Función de noche, Operación Ogro, Esquilache etc., obtuvieron magníficas taquillas y representaron a España en múltiples festivales, destacando la Clausura de la Mostra de Venecia, San Sebastián, Cannes y Berlín, entre otros muchos por el mundo entero.

EN TEATRO cabe destacar el gran éxito de la obra Cinco horas con Mario, de Miguel Delibes, verdadero acontecimiento teatral, que se ha representado por toda España durante casi 37 años, y que situó a Lola Herrera como una de las primeras actrices de nuestro país.

Otras producciones teatrales destacadas son: Las guerras de nuestros antepasados, también de Miguel Delibes; Cartas de amor de A.R. Gurney; Un rato, un minuto, un siglo… con Federico García Lorca; Concierto para 48 voces; El cartero de Neruda de Antonio Skármeta; El evangelio según Pilatos de Eric-Emmanuel Schmitt, etc… en las que también asumió la dirección.

EN TELEVISIÓN fue Director y Productor de todos los programas de entrevistas y debates presentados por Mercedes Milá entre 1982 y 1995, para TVE-1ª cadena, Antena 3 y TV3 Televisión de Cataluña. Programas como Jueves a jueves, Dilluns dilluns, El martes que viene, Queremos saber, etc… obtuvieron las máximas distinciones en aquellos años, así como magníficas audiencias y un enorme eco social, situando a Mercedes Milá, y a los programas por ella presentados, como una de las realidades televisivas más influyentes y polémicas de esa época. También realizó programas de este género con Iñaki Gabilondo y con Verónica Forqué.

Después de muchos años apartado de la producción cinematográfica, en el año 2014 realizó como Productor Asociado la película Magical Girl, de Carlos Vermut (Premio Goya a la Mejor Actriz Protagonista para Bárbara Lennie; y en el Festival de San Sebastián, Concha de Oro a la Mejor Película y Concha de Plata a la Mejor Dirección).

En el 2015 lideró la producción de Hablar, de Joaquín Oristrell, que inauguró oficialmente el Festival de Cine Español de Málaga y obtuvo el Premio a la Mejor Película del Jurado Joven.

En teatro también participó durante los años 2013 y 2014 en la obra teatral El manual de la buena esposa que tuvo una magnífica acogida en Madrid y en gira. Posteriormente intervino también en la producción de El nombre, que se estrenó en abril de 2014, con un éxito enorme tanto en Madrid, Barcelona y en gira por toda España.

En el año 2016 produjo la obra ¡Corre!, de Yolanda García Serrano, que se estrenó con gran éxito de crítica y total afluencia de público en la Sala Mirador. Era la primera vez que Sabre producía para una sala alternativa. Y también durante los meses de mayo y junio de ese año 2016 representó, una vez más, Cinco horas con Mario de Miguel Delibes en el teatro Reina Victoria de Madrid, obteniendo, posiblemente, el mayor éxito de esta producción desde su estreno hace 37 años.

En octubre de 2017 volverá a estrenar ¡Corre! en el Teatro Galileo de Madrid. Y en la primavera de 2018 realizará una nueva gira por toda España de Lola Herrera con Cinco Horas con Mario.

Cronología en Cine, Teatro y Televisión de SABRE PRODUCCIONES

1976        -    Cine       RETRATO DE FAMILIA

1978        -    Cine       ARRIBA HAZAÑA

1979/90   -    Teatro    CINCO HORAS CON MARIO

1980        -    Cine       OPERACIÓN OGRO

1981        –    Cine       FUNCIÓN DE NOCHE

1982/84   -    TV          BUENAS NOCHES

1986        -    TV          JUEVES A JUEVES

1988/89   -    TV          DILLUNS DILLUNS

1989        -    Cine       ESQUILACHE

1989/91   -    Teatro    LAS GUERRAS DE NUESTROS ANTEPASADOS

1990        –    Cine       LO MÁS NATURAL

1990        –    TV          EL MARTES QUE VIENE

1990/91   -    TV          IÑAKI, LOS JUEVES

1991        -    Cine       CHATARRA

1992        -    TV          COMO LA VIDA MISMA

1992        -    Cine       ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA

1992        -    Teatro    CARTAS DE AMOR

1992/94   -    TV          QUEREMOS SABER

1995        –    Teatro    ESA DAMA

1995        -    Cine       LUIS XIV, NIÑO REY

1995        –    TV          MÁS QUE PALABRAS

1997        -    Teatro    CARTAS DE AMOR (2ª Versión)

1998        -    Teatro    UN RATO, UN MINUTO, UN SIGLO…

2000        –    Teatro    CONCIERTO PARA 48 VOCES

2001/05   -    Teatro    CINCO HORAS CON MARIO

2002/04      -      Teatro       LAS GUERRAS DE NUESTROS ANTEPASADOS (2ª Versión)

2004        -    Teatro    ALMACENADOS

2005/07   -    Teatro    EL CARTERO DE NERUDA

2010/14   -    Teatro    CINCO HORAS CON MARIO (2ª Versión)

2011        -    Teatro    EL EVANGELIO SEGÚN PILATOS

2012        -    Teatro    GUILLERMITO Y LOS NIÑOS ¡A COMER!

2012        –    Teatro    EL MANUAL DE LA BUENA ESPOSA

2013        –    Teatro    QUE NO HE MUERTO

2014        –    Cine       MAGICAL GIRL

2014/16   -    Teatro    EL NOMBRE

2015        –    Cine       HABLAR

2016        –    Teatro     CINCO HORAS CON MARIO (3ª Versión)

2016/17       –   Teatro     ¡CORRE!

_________________________

OTROS CARTELES

cartel1

cartel2

 

_________________________________________ 

CONTACTO

CONTACTO