Cinco horas con Mario


Argumento

Marzo de 1966. Carmen Sotillo acaba de perder a su marido, Mario, de forma inesperada. Una vez que las visitas y la familia se han retirado, ella sola vela durante la última noche el cadáver de su marido e inicia con él un monólogo-diálogo en el que descubrimos sus personalidades y la incomunicación de su matrimonio.

Y, como si el conflicto matrimonial de Carmen y Mario fuera una piedra arrojada en un estanque, en círculos concéntricos aparecen su familia, sus amigos, todos los personajes de la ciudad de provincias, del tendero a las autoridades, claros, nítidos, identificados con rasgos inolvidables, y la vida española de esos años, la ciudad, llega a palpitar viva en las palabras de Delibes.

Con una forma entrecortada, detallista al mínimo, reiterativa y llena de tópicos, Carmen Sotillo dice cosas, emite juicios, se manifiesta de manera que a muchos jóvenes de hoy les puede parecer increíble o considerarla medio tonta. Pero ese lenguaje existía, esos juicios se emitían, esas “cosas” de Carmen estaban en la vida de todos los días.

“CINCO HORAS CON MARIO” es también el espectáculo de un lenguaje, de una forma de hablar burguesa y provinciana, de la que Delibes dejó, como un notario, fe literaria y teatral.

El monólogo de Carmen Sotillo ante el cadáver de su marido, interrumpido al final por la presencia de su hijo mayor, sigue reflejando una época reciente de nuestra historia, una condición femenina que existía, una vida española no tan lejana. Pero sus valores son clásicos, eternos. La culpa, la incomunicación, la soledad y el humor siguen llegando igual a un público que no vivió aquella época.

Ficha

CINCO HORAS CON MARIO
de
Miguel Delibes

Una Producción de José Sámano

Esta versión de “Cinco horas con Mario” se estrenó el día 6 de Octubre de 2001,
en el Teatro Calderón de Valladolid.

REPARTO

Mª DEL CARMEN SOTILLO                         LOLA HERRERA
MARIO, SU HIJO                                             PABLO RODRIGUEZ

_______________________

Adaptación escénica

MIGUEL DELIBES
JOSEFINA MOLINA
JOSÉ SÁMANO

Coordinación General                   TOGENI IGLESIAS

Letrado de la Producción              JESÚS JIMÉNEZ-RICO

Secretaria de Producción              JOSEFINA ÍÑIGUEZ

Realización Decorado                    CONST.ESCÉNICAS MOYA

Tapicería                                        EMILIO ARDURA

Mobiliario y Atrezzo                      MATEOS

Regidor                                          JAVIER GÓMEZ

Eléctrico                                           RODRIGO LÓPEZ

Sonido                                             JOSÉ LUIS TABERNA

Maquinista                                     JAVIER G. PASTRANA

Diseño Gráfico                                DIGITAL DIVIDE

Fotografía                                       DANIEL DICENTA HERRARA

Directora de Producción               Mª DEL CARMEN SAN ROMÁN

Escenografía                                    RAFAEL PALMERO

Música                                              LUIS EDUARDO AUTE

Iluminación                                       JUAN GÓMEZ CORNEJO

Dirigida por                                       JOSEFINA MOLINA

Críticas

Opiniones de Miguel Delibes:

  • A Lola Herrera la haría eterna para que siempre representara esta obra.

MIGUEL DELIBES. El Mundo, 16 Octubre 2001

  • Lola Herrera es una gran actriz y las grandes actrices no tienen edad. Lo que importa en ellas es su maña para llevar los años, su talento y su capacidad para emocionar, que, en este caso, no sólo persisten, sino que han aumentado. La única diferencia que encontré entre su debú en 1979 y su última representación no fue su edad sino la mía; era yo -¡ay!- el que había envejecido, pero el placer de escucharla me rejuveneció.

MIGUEL DELIBES. El País, 13 Octubre 2001

Extractos de Críticas. GIRA 2001

  • Extenuada después de una sesión capaz de poner a prueba al actor más preparado, Lola Herrera había hecho reír y había hecho llorar a un público entregado desde las primeras frases de “CINCO HORAS CON MARIO”, una obra que ha marcado definitivamente su carrera como actriz.

Carlos Aganzo. El Diario de Ávila

_______________________

  • Fue un recital de expresividad, ritmo, melodía colores, matices sonoros, susurros y entonaciones contrastadas. Las imágenes que Delibes creara con la palabra adquirieron significado y claridad en la persona de esta estupenda actriz. El espectáculo constituyó todo un lujo con la presencia de esta admirable actriz y mujer.

Manuel Sesma S. El Adelantado de Segovia

_____________________

  • Talento interpretativo, literario y escénico, se alían en torno al monólogo de una viuda. El arte no necesita más artificios.

Ricardo Suárez. Diario de León

________________________

  • “CINCO HORAS CON MARIO” es una exhibición de talento: el de Lola Herrera, el de Miguel Delibes y el de todo el equipo artístico y técnico que ha hecho posible este montaje.
  • Expectación del respetable ante el regreso de esta puesta en escena, el lleno que registraba la inmensa Sala Magna del Auditorio y los aplausos de los espectadores, buena parte de ellos puestos en pie al concluir la función, para rendir un homenaje a esta gran figura de los escenarios españoles.

Francesc Rotger. El Mundo. Palma de Mallorca

__________________________

  • El público llenó a rebosar el Auditorio y despidió en pie a la actriz con una ovación cerrada, con la que rendía pleitesía a esa maravillosa actriz.
  • Una demostración de saber estar sobre un escenario, con una voz maravillosa y una profesionalidad que hacía muy difícil diferenciar a Lola Herrera de Menchu Sotillo.
  • Una noche de teatro de alcurnia, en el que la actriz hizo reír o silenciar la carcajada con un inmediato cambio de registro como únicamente puede hacerlo un ‘grande’. Si la obra es maravillosa y la interpretación electrizante, el aplauso de despedida fue sin lugar a dudas muy emocionante. ¡Actriz!

J.A. Mendiola. Diario de Mallorca

__________________________

  • Lola Herrera es una gran actriz que hace creíble, enriquece y da calidez a este magnífico monólogo.

Carlos Toquero. El Mundo. Diario de Valladolid

_______________________

  • El texto, dicho con claridad por Lola Herrera, es certero, elegante, preciso en sus matices, sobrio, con fuerza teatral y con una ironía socarrona, puesta de relieve en este montaje, que hace sonreír: es un placer escucharlo.

José Gabriel L. Antuñano. ABC Castilla y León

_________________________

  • La perfecta escritura de Delibes hace de estos dos personajes algo tan real, tan contradictorio que, como en el caso de los clásicos, traspasa el tiempo.

Fernando Herrero. El Norte de Castilla

___________________________

  • Lola Herrera dejó claro ayer que sigue siendo una de las grandes damas del teatro español. Su interpretación de Carmen Sotillo logró entusiasmar al aficionado manchego que volvió a llenar, por segunda vez este año, el Teatro Municipal Quijano.

T. Sánchez. Lanza. Ciudad Real

_______________________

  • Todo un ejercicio actoral. 23 años después de estrenar la obra que la consagró como actriz, Lola Herrera continúa conquistando al público con “CINCO HORAS CON MARIO”.
  • La puesta en escena, minimalista, es otro acierto de la obra que dirige Josefina Molina. Rafael Palmero es el autor de la escenografía. El público que asistió anoche a la representación -un buen número en pie- tributó un gran aplauso a Lola Herrera por su magnífico trabajo.

Pilar Muñoz. La Tribuna. Ciudad Real

_____________________

  • La actriz hace vibrar las cuerdas del humor como de pasada, con una elegancia que hace de la suya una interpretación inteligente y refinada, llena de sabiduría para, como sin quererlo, provocar la risa del espectador.
  • Con el teatro absolutamente lleno, un largo e intenso aplauso cerró la noche dejando en el auditorio el buen paladar del teatro bien hecho.

Miguel Ángel de Abajo. Córdoba

Extractos de Críticas. Madrid. Septiembre 2003

  • Resulta emocionante volver a ver ahora a la actriz mirándose serenamente en los ojos de la mujer que interpreta, apreciar cómo ha enriquecido sus matices, comprobar que, dueña y señora, se siente dentro de él tan cómoda como en un traje a medida.
  • Y resulta también gratificante certificar que esta adaptación teatral de la novela de Miguel Delibes conserva intacto su vigor y su interés.
  • Es curioso constatar que el monólogo, ejemplarmente servido en clave intimista por la directora Josefina Molina, adquiere en esta nueva cata perspectivas más complejas.
  • Lola Herrera está espléndida y el público la aplaudió a rabiar la noche del estreno.

Juan Ignacio García Garzón. ABC

______________________

  • Una actriz que dice magistralmente el texto, que pone la voz donde hay que ponerla y que tiene tan asimilado el personaje de Menchu que ambas naturalezas, actriz y personaje, resultan indiscernibles.
  • Lo que verdaderamente emana del escenario es una fagocitación recíproca y caníbal entre Menchu Sotillo -la viuda- el profesor difunto, y Lola Herrera.

Javier Villán. El Mundo

____________________

  • Lola Herrera demuestra estar unida a este personaje con devoción y lealtad. Sus dotes interpretativas profundizan más allá de lo normal, hay momentos en que se transfigura, desaparece la actriz.
  • El público la acompaña en este trance con una atención cuasi religiosa, como el que está concelebrando un rito trascendente y esencial.
  • El público aplaude a rabiar a la veterana intérprete que les desvela los secretos profundos de todo el arte teatral.

Juan Antonio Vizcaíno. La Razón

______________________

  • Es inusual en estos tiempos que la reacción unánime de un habitualmente frío patio de butacas sea levantarse a aplaudir. Resulta sorprendente que en un monólogo dramático se escapen más risas que suspiros. Cuesta creer que un espectáculo estrenado hace veinte años agote las localidades un día sí y otro también. Esto es algo que la lógica sólo puede justificar gracias a la conjunción de dos talentos: Miguel Delibes y Lola Herrera.
  • A la verosimilitud de este retrato ha contribuido de forma decisiva Josefina Molina. Su dirección ahonda en la falta de artificios y se complace en el perfeccionismo.
  • Herrera prometió sólo seis semanas en Madrid, pero la platea repleta cada día le pide a gritos una prórroga.

C. David Carrón. La Razón

___________________________

  • El patio de butacas aplaude en pie a Lola Herrera. El grito de un espontáneo en plena actuación resume bien el trabajo de Lola: ‘¡Qué buena eres!’”
  • Magnífico el texto de Delibes, magnífica la adaptación, que no ha perdido ni un ápice de actualidad.
  • Una amplia galería de personajes que gracias a la palabra aguda y sencilla de Delibes y a la magia de Lola Herrera cobran vida en nuestra imaginación. Imposible sospechar dónde empieza el trabajo de la directora, Josefina Molina, y dónde el del personaje: Carmen, una pobre mujer interpretado por una actriz llamada Lola Herrera.

Susana Sánchez. Salir Salir Madrid

Fotos