Almacenados

Argumento

Un encargado a punto de jubilarse y el joven destinado a sustituirle comparten cinco jornadas en un mismo lugar: un enorme almacén vacío donde aparentemente nunca ocurre nada.

El paso del tiempo en un reloj desajustado, el incómodo silencio entre dos desconocidos obligados a compartir un espacio, la inmovilidad del almacén –en el que paradójicamente subyace la diminuta pero frenética actividad de un hormiguero-, la desesperación de la espera, el conflicto generacional entre ambos personajes, el peso de una gran mentira… Todo esto irá forjando entre ellos un vínculo inquebrantable, algo que les unirá para siempre: la conciencia de los perdedores.

Ficha

ALMACENADOS

de

David Desola

Esta obra se estrenó el día 5 de Septiembre de 2004, en el Teatro Palacio Valdés de Avilés.

REPARTO

Señor Lino                                JOSÉ SACRISTÁN
Nin                                            CARLOS SANTOS

___________________

Escenografía                             JON BERRONDO
Iluminación                              RAFAEL MOJAS
Espacio Sonoro                        PABLO IGLESIAS
Vestuario                                  MIGUEL CRESPÍ
Maquillaje y Peluquería         MARTA SOMOLINOS
Fotos                                         DAVID RUANO
Concepto Gráfico                     GONZALO RIBOT
Web                                           JAVIER PORTILLO
Dirección de Producción          DANIEL PASCUAL
Productor Asociado                 JOSÉ SÁMANO

Dirigida por                                JUAN JOSÉ AFONSO

Críticas

Extractos de Críticas:

  • Me impresionó en primer lugar la interpretación de José Sacristán y recordé los grandes histriones del tiempo pasado, cuando la magnitud de la voz y sus cambios repentinos, los gestos a veces desmesurados, indicaban la grandeza de un actor y sus posibilidades físicas e intelectuales.
  • La interpretación de Sacristán, sin olvidar esos temas, lo eleva y lo conduce hasta casi la metafísica, como la labor del director le añade toques de misterio, que están muy bien señalados en el decorado de Berrondo.
  • Las risitas de adhesión al personaje y de estímulo al actor, que terminó entre bravos y gente puesta en pie.

Eduardo Haro Tecglen. El País

_______________________

  • Excelente comedia de David Desola.
  • José Sacristán: Ningún aficionado al buen teatro puede perderse la creación que hace el actor del señor Lino.
  • Lo que anuda al espectador con la soberbia escenografía de “AALMACENADOS”, achatarrada y letrinal, es la voz de José Sacristán, la descarga del matiz, del tono, de la modulación, de la hondura germinal.

Luis María Ansón. La Razón

________________________

  • Una comedia amarga sobre el sentido del trabajo en nuestra sociedad. Una notable intuición dramática.
  • Muy bien dirigida y ambientada en una soberbia escenografía de Jon Berrondo.
  • Comedia con un trasfondo crítico muy recomendable no sólo para los fans de José Sacristán, sino para todos los públicos que quieran pasarlo bien y a los que no les moleste que les digan: trabajad, trabajad, malditos.
  • No se la pierdan.

Santiago Fondevilla. La Vanguardia

________________________

  • Emociona Sacristán. En sus modulaciones de voz resuena una generación de actores irrepetibles: Landa, Fernán Gómez, Alexandre, Rodero, el desaparecido Agustín González. Su melancólico mostacho concentra una intuición interpretativa que no sabe de escuelas ni métodos. El autodidactismo de una vida para proyectar una vida sombría sobre el escenario. Toda una manera de entender la profesión.
  • Nosotros fuimos a ver teatro y lo vimos: teatro de verdad.

Sergi Doria. ABC

______________________

  • La excelente interpretación del veterano actor y la fluidez de unos diálogos que no buscan ningún tipo de trascendentalismo ni dogmatismo sobre el trabajo y la relación laboral.
  • “ALMACENADOS” se gana al espectador en primera instancia, por su dosis de emoción y de humor que provocan la risa del espectador. Detrás hay otras posibles y más serias lecturas entre las cuales me parece importante la de la soledad del individuo.

Gonzalo Pérez de Olaguer. El Periódico