Función de Noche

Argumento

La actriz Lola Herrera tuvo su mayor éxito teatral con la interpretación del personaje de Carmen Sotillo, protagonista de “Cinco horas con Mario”, la conocida obra de Miguel Delibes que pasó de la novela al teatro.

En medio de este éxito, Lola Herrera sufrió una profunda crisis personal motivada por la identificación que vivió con el personaje que a diario representaba con una acogida desbordante, y que le hizo cuestionarse muchos aspectos de su propia vida. Incluso le llevó a desmayarse en escena mientras lo interpretaba.

Esta crisis vital conduce a una larga conversación con su ex-marido, el también actor Daniel Dicenta, cuando ya llevan quince años separados.
En el camerino del teatro donde representa la obra, entre la función de tarde y la función de noche, tiene lugar este singular encuentro entre ambos, en el que, por primera vez, van a hablar de múltiples aspectos de sus vidas de los que nunca han hablado y de los motivos de su fracaso matrimonial.

En diversos momentos de este diálogo Lola Herrera, obsesionada con su propia trayectoria e inquieta por su futuro, intenta descubrir las causas de su crisis y piensa en los caminos emprendidos para intentar salir de la misma: Sus visitas a una echadora de cartas en un intento por “desvelar su futuro”; sus consultas a un médico de cirugía plástica con el empeño, desaconsejado por el doctor, de someterse a una operación para reducir el volumen de sus pechos; sus paseos con su gran amiga Juana Ginzo, a la que pregunta en qué cosas ha fallado ella en la vida; la relación con sus hijos; su demanda de nulidad matrimonial ante el Tribunal Eclesiástico…

El resultado de esta búsqueda, a lo largo de la descarnada confrontación de Lola y Daniel, refleja el retrato de una mujer que es el retrato de muchas mujeres. Y también el de dos personas que valientemente han querido exponer su interior ante la cámara, para la reflexión de los demás y para plasmar toda una época y toda una generación.

“FUNCIÓN DE NOCHE” es una película única en la que el espectador (y en muchos casos aún con más interés el espectador no español) no sabe si asiste a un documento o a una ficción. En cualquier caso, a una película sobrecogedora.

Ficha Artística

Lola ………………………………….LOLA HERRERA
Daniel ………………………………DANIEL DICENTA
Natalia …………………………….NATALIA DICENTA HERRERA
Dani ……………………………..… DANIEL DICENTA HERRERA
Sacerdote …………………….… LUIS RODRÍGUEZ OLIVARES
Echadora de cartas ………… MARGARITA FORREST
Médico …………………………… DR. RAFAEL DEL PINO
Regidor ………………………..… JACINTO BRAVO
Gerente …………………………..FRANCISCO TERRES
Actor ……………………………… SANTIAGO DE LAS HERAS
Eléctrico ……………………….… ANTONIO CAVA
Maquinista …………………..… DEMETRIO SÁNCHEZ
Juana…………………………………JUANA GINZO

Ficha Técnica

Productor ……………………………… JOSÉ SÁMANO

Directora……………………………..… JOSEFINA MOLINA

Guion …………………………………… JOSÉ SÁMANO y JOSEFINA MOLINA
(Con fragmentos de “Cinco horas con Mario”, de Miguel Delibes)

Sonido directo ……………………… JULIÁN DEL SANTO y JOSÉ NOGUEIRA

Mezclas ……………………………… ENRIQUE MOLINERO

Montaje ……………………………… NIEVES MARTÍN

Director de fotografía ………… TEO ESCAMILLA

Director artístico………………… RAFAEL PALMERO

Música …………………………….… ALEJANDRO MASSÓ y LUIS EDUARDO AUTE

Director de producción ……..… JESÚS GÁRGOLES

Una Producción Sabre Films – Año 1981 – Duración 90 minutos

Premios y Festivales

Selección Oficial Festival de San Sebastián
Premio Ateneo en el Festival de San Sebastián
Seleccionada por el Museo de Arte Moderno de Nueva York

Festival Internacional de Cartagena de Indias (Colombia)
Premio a Lola Herrera como Mejor Intérprete Femenina

Festival Internacional de Cine de Manila (Filipinas)
Festival de Sao Paulo (Brasil)
Mostra de Cine Español de Río de Janeiro (Brasil)
Festival de Montreal (Canadá)
Festival de Sorrento (Italia)
Festival de Chicago (EE.UU.)
Festival de Londres (Inglaterra)
Festival de Goteborg (Suecia)
Festival de Cine de Sevilla
Festival Internacional Films de Femmes (Francia)
Festival Internacional de Cine de Denver (EE.UU.)
Semana de Cine Español de México

Declarada de ESPECIAL CALIDAD por el Ministerio de Cultura

Apuntes

Críticas:

“Hasta ahora nunca se había hecho una película como ésta. Es el drama que vivimos todas las mujeres de la tierra perfectamente plasmado”

(Ana García Rivas, DIARIO 16)

“Ensancha los límites establecidos del cine”

(Ángel Fernández Santos, DIARIO 16)

“Consigue una altura dramática no alcanzada hasta ahora en el cine actual español”

(Isabel Escudero, DIARIO DE BARCELONA)

“Un espectáculo que no se parece a ningún otro”

(Diego Galán, EL PAÍS)

“Una película de primera línea en la historia del cine español”

(Manuel Hidalgo, CAMBIO 16)

“Josefina Molina crea un nuevo tipo de lenguaje cinematográfico”

(Joan Lluís Goas, NOTICIERO UNIVERSAL)

“Una secuencia magistral que puede quedar entre lo más complejo y serio jamás rodado en un decorado cinematográfico español”

(Ángel Fernández Santos, DIARIO 16)

“ … Los espectadores aún discuten lo insólito del procedimiento, sin dejar de felicitarse porque algo así se haya ensayado en España”

(Mary G. Santa Eulalia, HOJA DEL LUNES)

“… La casi inverosímil sinceridad con la que Lola Herrera se enfrenta a su marido años después de haberse separado”

(LA VANGUARDIA)

“Lola Herrera conmociona el Festival de San Sebastián”

(DIARIO 16)

_____________________________________

Notas varias:

  • “FUNCIÓN DE NOCHE” no tiene ni un solo diálogo previamente escrito. Ni en la secuencia del camerino, ni tampoco en las demás, tan distintas, rodadas posteriormente.Es más, la película carecía totalmente de guión previo. No había ni una elemental escaleta. Cuando se rodaba no se sabía en qué orden iba a aparecer, ni cómo, cada secuencia rodada.
  • Lola Herrera y Daniel Dicenta lo único que sabían antes de empezar es que iban a hablar de su vida y de su época. Como ellos quisieran, por donde ellos orientaran la conversación. Llevaban ya muchos años separados y fue la primera vez que abordaron la mayoría de los temas que surgieron en su diálogo.
  • Ambos aceptaron la experiencia con un enorme valor personal y llegaron a olvidarse por completo de que se estaba rodando.

Lola Herrera escribió:

Después de 25 años de meterme en la piel de muchos personajes en uno de ellos, el último, “Carmen Sotillo” (de “Cinco horas con Mario”), he encontrado parte de mi propia piel. Tarde y noche tenía que enfrentarme con aquella mujer, que luego resultó ser como enfrentarme conmigo misma.

Un día se descorrió una cortina en mi cabeza. Fue una sensación difícil de explicar. Lo que iba apareciendo detrás de esa cortina era triste, pero era mi vida y me veía en la necesidad de asumirla. Fue una crisis espantosa. Mis amigos lo notaron. Josefina Molina y José Sámano los primeros.

Me propusieron hacer “FUNCIÓN DE NOCHE” y dije que sí.

Después de perder contacto con la película durante un tiempo, ayer vi la primera proyección de la misma y me sentí muy bien. Me vi desde fuera y vi desde fuera a Daniel. Me sorprendió. Empezaba a conocerme mejor y, sobre todo, a comprender a Daniel.

Y ahora me doy cuenta de que gracias a mi trabajo, a la profesión que un día elegí, primero a través del teatro y ahora a través de las imágenes de “FUNCIÓN DE NOCHE”, he podido colocarme ante mi propia realidad, asumirla y tratar de empezar otra vez llena de esperanza.

Daniel Dicenta escribió:

Escribo estas breves líneas, todavía bajo la impresión de haber visto por primera vez, completa, “FUNCIÓN DE NOCHE”. Quiero agradecer antes de nada a Josefina Molina y a José Sámano, el que hayan hecho esta película con amor. Agradecerles que la hayan tratado con amor. La he visto con mis hijos. Al despedirnos, hemos formado una piña, nos hemos besado y nos hemos dicho, “hasta mañana”.

Me llamaron. Me lo explicaron. Y acepté. No fue fácil. Desde el primer segundo fui consciente de lo duro que podría resultar un enfrentamiento, así planteado, entre dos personas que llevaban separadas catorce años. Pero quise correr el riesgo. Por dos razones:
Primera. Porque nuestra historia, dentro del contexto de esta ¿película? no era solamente la nuestra. No hubiera valido la pena. ¿Qué le importa a nadie la historia de dos simples ciudadanos de a pie? No. Era la posible historia de cientos y cientos de matrimonios que, en “esa” concreta España, han sido.
Esa concreta España, donde las madres enseñaban antes a sus hijas a fingir que a hacer el amor. Seguramente porque tampoco sabían.
La segunda razón, porque entendía que podría ser un documento acusatorio contra una época y una forma de sociedad donde la cultura y el conocimiento de las cosas podrían ser peligrosos para lo establecido. Una época donde la verdad y la razón eran FINCA de sólo unos cuantos. Y donde había que confesarse con toda rapidez para no sufrir las penas del infierno si, bailando, buscabas el calor de una muchacha.

Josefina Molina escribió:

Lola Herrera, obsesionada con su propia trayectoria e inquieta por su futuro, nos fue contando el proceso de su crisis. En un momento determinado miré a Sámano. Allí estaba nuestra película. Se encontraban en ella todos nuestros antecedentes, todos aquellos trabajos que, intermitentes o no, a lo largo de nuestra vida habíamos abordado con la sola intención de hablar de nuestra realidad más próxima.

“FUNCIÓN DE NOCHE”, quizá por esa razón, es el retrato de una mujer de nuestros días, sobre la que durante un tiempo hemos tenido un puesto de observación privilegiado. Y en el retrato de esta mujer que, valientemente ha querido exponer su interior ante la cámara, han salido también, una época y, cómo no, el hombre con el que ha tenido dos hijos.

José Sámano escribió:

De esta forma, y después de considerar otros muchos espacios, llegamos a la conclusión de elaborar un decorado que fuera un camerino de teatro, lugar perfectamente lógico de su encuentro, con los espejos que generalmente existen en los camerinos. Las cámaras estarían detrás de los espejos, que lo serían sólo desde dentro y desde fuera serían cristales transparentes. Los micrófonos colgados. Lola y Daniel dentro, completamente aislados y, rodados simultánea e ininterrumpidamente todos sus movimientos desde cuatro escuadres. Al mismo tiempo todo lo que dijeran sería recogido por los micros.

8 mayo 1981. Llegó el día del rodaje de la que denominábamos secuencia-madre. Se habían hecho diversas pruebas técnicas los días anteriores. Ese día el equipo empezó a llegar a Cinearte, en cuyo plató construimos el decorado, a las 9 de la mañana. El rodaje era después de comer. Cuando íbamos a empezar el sonido se estropeó. Estaba todo preparado una y mil veces, pero siempre pasa lo mismo. Había nervios y Josefina y yo nos armamos de paciencia. Nadie de las aproximadamente 30 personas que trabajaban allí, todos con muchas películas a sus espaldas, había estado en un rodaje semejante.

Debía haber cuatro cámaras rodando sin parar, otras tantas preparadas para sustituirlas desde los mismos encuadres al terminarse los chasis, rodar sin cortar hasta un máximo de 30.000 metros, que divididos por los cuatro encuadres eran aproximadamente 4 horas seguidas. Es lógico que hubiera nervios pues además durante esas 4 horas nadie, salvo Josefina por los micrófonos interiores que llevaban sonido a dos de los segundos operadores, podía decir una sola palabra.
Por fin se arregló el sonido y a las 9 de la noche Josefina dio “motor” a cada una de las cámaras.

La Producción asumió el riesgo de que una vez rodada la secuencia del camerino –cuyo costo era similar al costo total de algunas películas terminadas de la época– si la Dirección o los actores, por la razón que fuere, no la estimaban suficiente o adecuada se suspendería completamente la producción de la película.

Antes de continuar el rodaje, y en un único plano general sin ningún montaje de toda la duración de la secuencia base, la vieron como primeros espectadores Carlos Castilla del Pino y Carlos Gortari. El eminente psiquiatra dijo al terminar con naturalidad: “Es el caso de muchos matrimonios de esa época”. Íbamos por el buen camino.

La película “FUNCIÓN DE NOCHE” coincidió en su exhibición en el Cine Pompeya de Madrid con la representación por Lola Herrera de la obra teatral “Cinco horas con Mario” en el Teatro Lara, muy próximo al cine donde se exhibía. Fueron constantes las colas, sobre todo de mujeres, que acudían a ver la obra teatral después de ver la película y a tratar de conocer y hablar con Lola Herrera, con la que sentían una curiosa identificación.

La película se ha exhibido, siempre en versión original subtitulada, en bastantes países fuera de España. Ha sido perfectamente comprendida y ha suscitado siempre la misma cuestión: ¿Es ficción o es documental? ¿Son actores o son un matrimonio de no actores? ¿Interpretan o no interpretan? Es decir siempre preguntas en el filo del estilo pretendido.